Música

Desde la primer infancia un encuentro con el arte de los sonidos, que ennoblece el espíritu, despierta el intelecto y reúne a los hombres para comunicarles la belleza intrínseca en lo que nos rodea.

♪ La Música según las características evolutivas:

♪ Bebés y Deambuladores

El niño aún antes de nacer, se encuentra en contacto con un medio sonoro y musical proveniente de su entorno mas cercano.
Las voces de sus familias, sonidos que rondan su casa, sonidos y ruidos ambientales; y la variedad musical en la que puede llegar a encontrarse incluido. Las primeras canciones del adulto y otros cantos tradicionales y culturales que se van transmitiendo de generación en generación. Es a través de estos estímulos que, poco a poco, se va apropiando de este entorno, reconociéndolo, disfrutándolo.
De la misma manera que descubre, explora y conoce a través de sus ojos, sus manos, su boca, su nariz; sus oídos le permiten experimentar, investigar producir y reconocer los sonidos como también mover su cuerpo con las canciones y las músicas que le dan placer. Sensibilidad corporal que encuentra sus comienzos en el sostén del adulto mediante los primeros juegos.

CONTENIDOS

Desde la producción abordamos lo referente al “hacer” musical del niño:
La exploración de la voz, hablada, la expresividad, reconocimiento de la voz propia, la de sus compañeros y la de sus maestras.
Canciones que permitan un acercamiento a pequeñas improvisaciones cantadas o habladas.
Exploración sonora de objetos y fuentes de uso cotidiano y proveniente del entorno. Exploración sonora de instrumentos musicales que se encuentren en el jardín. Exploración del cuerpo como productor de sonido.
El uso de la voz tiene sus comienzos en la relación adulto-bebé.
En este juego se pueden observar diálogos vocales, cantos, el contacto a través de la caricia, la mirada, el sostén, el acunamiento, etc. Estos momentos de juego surgen de manera espontanea, la única regla es el placer y el disfrute, no hay tiempo establecido y se va retroalimentando, variando, enriqueciendo desde el aporte mutuo.

♪ Sala de 2 años

DESARROLLO MUSICAL

De la misma manera que descubre, explora y conoce a través de sus ojos, sus manos, su boca, su nariz; sus oídos le permiten experimentar, investigar producir y reconocer sonidos como también mover su cuerpo con las canciones y las músicas que le dan placer.

La riqueza de estas experiencias van a depender de la variedad, el gusto y el disfrute por la música en su entorno familiar y cultural.
Desde el despertar musical, proporcionar un enfoque multisensorial abrirá un abanico de posibilidades sensibilizadoras que permitirán un mejor abordaje de las necesidades de los diferentes niños que transitan por el Jardín maternal.

PROPÓSITOS

Acompañar y crear las condiciones necesarias para que el niño transite por experiencias que apunten a un crecimiento y desarrollo del sentido estético, musical y creativo..
Crear situaciones de enseñanza para que todos los alumnos en igualdad de oportunidades avancen en el desarrollo musical mediante propuestas que permitan el afianzamiento de la confianza desde el vínculo, el afecto y la mirada constante de cada niño.

CONTENIDOS

Desde la producción abordamos lo referente al “hacer” musical del niño:
La exploración de la voz, hablada, la expresividad, reconocimiento de la voz propia, la de sus compañeros y la de sus maestras.
Canciones que permitan un acercamiento a pequeñas improvisaciones cantadas o habladas.
Exploración sonora de objetos y fuentes de uso cotidiano y proveniente del entorno. Exploración sonora de instrumentos musicales que se encuentren en el jardín. Exploración del cuerpo como productor de sonido.
Utilización de los silencios de canciones, juegos de manos, rimas, para la improvisación de sonidos vocales, instrumentales y movimientos.
El uso de la voz tiene sus comienzos en la relación adulto-bebé.
En este juego se pueden observar diálogos vocales, cantos, el contacto a traves de la caricia, la mirada, el sostén, el acunamiento, etc. Estos momentos de juego surgen de manera espontanea, la única regla es el placer y el disfrute, no hay tiempo establecido y se va retroalimentando, variando, enriqueciendo desde el aporte mutuo.
Desde lo específicamente musical: canciones no muy extensas para facilitar la memorización completa. Canciones que contengan diferentes gestos o movimientos como ayuda memoria. Canciones que permitan enriquecer el canto en todas las posibilidades de emisión vocal.

♪ Sala de 3 años

DESARROLLO MUSICAL

Cuando el niño ingresa al Jardín llega con vivencias previas provenientes de su entorno. Estas vivencias son diferentes en cada niño. Por lo cual la función de los momentos musicales es propiciar desde un enfoque sistemático, experiencias musicales que apunten a un desarrollo estético, perceptivo y expresivo en un contexto de igualdad de oportunidades. Estas experiencias estarán fundadas en el disfrute, lo lúdico, lo creativo que permita conectarse con las sensaciones y las emociones.
Naturalmente en mayor o menor medida los niños disfrutan de sus producciones vocales, ya sea desde el juego con la voz, como experimentaciones a través del canto. Disfrutan de sus diferentes maneras de accionar sobre los objetos, fuentes sonoras e instrumentos, ya que desde bebés están en contacto con ellos investigándolos como productores de sonido. Mediante el movimiento corporal disfrutan del baile a través de saltos, giros, movimientos rítmicos, pasos, etc. A través de las diferentes escuchas musicales.

PROPÓSITOS

Acompañar y crear las condiciones necesarias para que el niño transite por experiencias que apunten a un crecimiento y desarrollo del sentido estético, musical y creativo..
Crear situaciones de enseñanza para que todos los alumnos en igualdad de oportunidades avancen en el desarrollo musical mediante propuestas que permitan el afianzamiento de la confianza desde el vínculo, el afecto y la mirada constante de cada niño.

CONTENIDOS

Desde la producción abordamos lo referente al “hacer” musical del niño:
La exploración de la voz, hablada, la expresividad, reconocimiento de la voz propia, la de sus compañeros y la de sus maestras.
Canciones que permitan un acercamiento a pequeñas improvisaciones cantadas o habladas.
Exploración sonora de objetos y fuentes de uso cotidiano y proveniente del entorno. Exploración sonora de instrumentos musicales que se encuentren en el jardín. Exploración del cuerpo como productor de sonido.
Utilización de los silencios de canciones, juegos de manos, rimas, para la improvisación de sonidos vocales, instrumentales y movimientos
La apreciación musical aborda el desarrollo perceptivo auditivo. Desde el sonido y sus rasgos distintivos.
En la medida que el niño explora e investiga su voz, su cuerpo, los materiales que lo rodean va reconociendo e incorporando información de los sonidos que producen. Entonces poco a poco va desarrollando su sensibilidad perceptiva.

♪ Sala de 4 y 5 años

DESARROLLO MUSICAL

Cuando el niño ingresa al Jardín llega con vivencias previas provenientes de su entorno. Estas vivencias son diferentes en cada niño. Por lo cual la función de los momentos musicales es propiciar desde un enfoque sistemático, experiencias musicales que apunten a un desarrollo estético, perceptivo y expresivo en un contexto de igualdad de oportunidades. Estas experiencias estarán fundadas en el disfrute, lo lúdico, lo creativo que permita conectarse con las sensaciones y las emociones.
Naturalmente en mayor o menor medida los niños disfrutan de sus producciones vocales, ya sea desde el juego con la voz, como experimentaciones a través del canto. Disfrutan de sus diferentes maneras de accionar sobre los objetos, fuentes sonoras e instrumentos, ya que desde bebés están en contacto con ellos investigándolos como productores de sonido. Mediante el movimiento corporal disfrutan del baile a través de saltos, giros, movimientos rítmicos, pasos, etc. A través de las diferentes escuchas musicales.

PROPÓSITOS

Acompañar y crear las condiciones necesarias para que el niño transite por experiencias que apunten a un crecimiento y desarrollo del sentido estético, musical y creativo.

Crear situaciones de enseñanza para que todos los alumnos en igualdad de oportunidades avancen en el desarrollo musical mediante propuestas que permitan el afianzamiento de la confianza desde el vínculo, el afecto y la mirada constante de cada niño.

Propiciar espacios para que el niño sea participe activo en la construcción del proyecto musical a través de la organización de experiencias que contemplen la expresión desde el aporte de ideas y sensaciones que enriquezcan la actividad compartida.

CONTENIDOS

Desde la producción abordamos lo referente al “hacer” musical del niño.
La exploración de la voz, hablada, la expresividad, reconocimiento de la voz propia, la de sus compañeros y la de sus maestras.
Canciones que permitan un acercamiento a pequeñas improvisaciones cantadas o habladas.
Exploración sonora de objetos y fuentes de uso cotidiano y proveniente del entorno. Exploración sonora de instrumentos musicales que se encuentren en el jardín. Exploración del cuerpo como productor de sonido.
Utilización de los silencios de canciones, juegos de manos, rimas, para la improvisación de sonidos vocales, instrumentales y movimientos
La apreciación musical aborda el desarrollo perceptivo auditivo. Desde el sonido y sus rasgos distintivos.
En la medida que el niño explora e investiga su voz, su cuerpo, los materiales que lo rodean va reconociendo e incorporando información de los sonidos que producen. Entonces poco a poco va desarrollando su sensibilidad perceptiva.
Desde lo histórico y lo geográfico: conocer y valorar la música de diferentes lugares y culturas.
Desde lo afectivo: las canciones y la música tiene una vinculación directa con las sensaciones y emociones.
Desde lo simbólico: cada canción, rima, juego, música tiene una historia que contar ya sea encontrándola en el texto o en la imaginación de cada niño.
Desde lo sonoro: la concienciación y el trabajo constante para que en el entorno y en el ambiente que compartimos junto a niños y adultos prevalezca, como condición fundamental, el cuidado de la salud auditiva, vocal, psíquica y social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *